Cuerpo, Mente y Espíritu.

///Cuerpo, Mente y Espíritu.

Somos una sola cosa que se divide en tres partes, cuerpo, mente y espíritu.
El perfecto equilibrio está en la armonización de estas tres partes.
El cuerpo es la materia visible para la mayoría de los sentidos, es el soporte o vehículo para vivir la experiencia de la vida en la materia (los cuatro elementos).
Mantener el cuerpo en buen estado haciendo ejercicio, cuidando la alimentación siendo consciente de lo que se come, haciendo un día de ayuno regularmente para que el cuerpo descanse y pueda regenerarse, bañarse todos los días, hacer prácticas de respiración consciente.
Adquirir estos hábitos te proporciona un cuerpo físico sano, con una vibración alta de energía, sintiéndote vital.
El cuerpo es el vehículo del alma y es lo más preciado que tenemos. ¿Por qué no cuidarlo, amarlo, mimarlo?
Hasta hace tres años, sufría de dolores por mi cuerpo, en alguna época del año me dolían las rodillas, en otra la espalda, tenia dolor de cabeza con asiduidad y padecía del lumbago una o dos veces al año.
Tome conciencia de cuidar mi cuerpo gracias a la formación en Rebirthing (Técnica de renacimiento creada por Leonard Orr) donde empecé a cambiar mi alimentación, bañarme 2 veces al día, hacer un día de ayuno a la semana, hacer ejercicio y otros hábitos con los que mi energía empezó a aumentar y el dolor de mi cuerpo desapareció. Hace más de 2 años que no tengo dolores físicos y cada día que pasa soy más consciente de mi cuerpo para darle lo que es bueno para él.
La mente es el procesador, la planificación en su forma armónica. Con ella se puede alcanzar todo lo bueno y todo lo malo. La identificación de la mente con pensamientos y creencias que se crean a lo largo de la vida, por las experiencias vividas desde la concepción del niño hasta la edad adulta, no es más que una película que se va repitiendo en la vida de las personas, hasta que logran cambiar el sistema de creencias y pensamientos que les llevan a la repetición.
Esto va unido a las emociones; la energía que generan suelen arrastrar a las personas a hacer cosas, incluso no deseando hacerlo. Las emociones son consecuencia de una experiencia vivida, un evento en el que ocurre algo. Primero es el evento, seguido de una emoción que se produce a consecuencia de lo vivido en el evento y, en tercer lugar, grabamos una creencia sobre lo sucedido, y todo junto hace un sistema de creencias junto con las emociones que influyen en las decisiones del individuo.
Un ejemplo: cuando yo tenía 6 años un niño mayor que yo, me hizo arrodillarme delante de una niña para pedirle perdón, por haber tropezado con ella, cuando estaba jugando en el patio del colegio con otros niños. Yo hice lo que me dijo el niño de 9 años y le pedí perdón de rodillas; podía haber reaccionado de otro modo pero no fue así. Este evento generó en mí un sistema de creencias y por lo tanto una forma de actuar respecto a las mujeres con pretendientes. Hasta que me di cuenta de este sistema de creencias, mi patrón de comportamiento era alejarme de la mujer que me gustaba por miedo a la humillación, que fue la emoción que grave cuando tenía 6 años. No tenía ni idea por qué me pasaba esto, y sufría cuando renunciaba a la mujer que me gustaba. Todo cambio cuando lo descubrí y así pude desmontar el viejo sistema de creencias.

2018-04-11T14:58:13+00:00 4,abril, 2018|Categories: BLOG, NOTICIAS|

Próximos Eventos

  1. 4º Módulo

    enero 12, 2019 - enero 13, 2019
  2. Taller 4

    enero 13, 2019 @ 9:00 am - 2:00 pm
  3. 5º Módulo

    febrero 9, 2019 - febrero 10, 2019
  4. Taller 5

    febrero 10, 2019 @ 9:00 am - 2:00 pm
  5. 6º Módulo

    marzo 9, 2019 - marzo 10, 2019

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies